Disable Preloader

Jóvenes solidarios

Jóvenes solidarios

Jóvenes Solidarios y Empleados públicos son dos programas de la Junta de Castilla y León que viene desarrollando desde hace varios años. El programa de Jóvenes solidarios pretende “fomentar el valor de la solidaridad entre los jóvenes de Castilla y León así como propiciar su sensibilización a través de la participación en proyectos de cooperación para el desarrollo”.(Convocatoria JJ.SS. 2018).

La finalidad del programa de Empleados Públicos es la misma que la anterior dirigida a ese colectivo.

Tierra sin males viene participando en ambos programas. En el de Jóvenes Solidarios desde 2008. De hecho ha enviado un total de 16 jóvenes: 2 en el año 2008 y 1 en el 2011 a São Felix de Araguaia, Brasil y 13 a Suchitoto El Salvador desde el año 2009 hasta el 2018 a una media de 2 cada año, excepto el año 2013.
 
En el programa de Empleados Públicos comenzó en el 2015 y hemos enviado  4 a Suchitoto, uno cada año con experiencias muy positivas todos ellos.

Los propios participantes nos narran sus experiencias.

Experiencias de los Jóvenes del 2016:

Josué: Mi estancia en El Salvador fue algo mágico… es imposible olvidar las historias contadas, los logros alcanzados, las conversaciones y las sonrisas de tantas y tantas personas….
Gracias a ellas y a este voluntariado he crecido personalmente y profesionalmente. He visto como con la ayuda que llega desde aquí, las beneficiarias de este proyecto se hacen autosuficientes, se consolidan y se hacen fuertes ante una sociedad que es injusta pero que ellas logran hacer justa con su trabajo, … y con el compromiso y la lucha que día a día mantienen.
Me acabáis de abrir las puertas para que pueda buscar mi futuro y luchar por un mundo mejor y mucho más justo. Gracias.

Ana Belén: La cercanía de los salvadoreños es encantadora, el agradecimiento que muestran por todo…
En una ocasión, al finalizar el acto de cierre del proyecto de Tierra Sin Males y la Junta, se nos acercaron a mi compañero y a mí un gran grupo de mujeres beneficiarias y nos hicieron saber lo agradecidas que estaban por la labor que se está haciendo desde Castilla y León; aunque yo fuera una pequeñísima parte que ha hecho posible el proyecto, seguían dando las gracias por todo y que por favor hiciéramos saber lo necesarias que son las ayudas económicas para financiar proyectos de desarrollo.
Ver que los proyectos se desarrollan y que se alcanzan los objetivos es muy lindo, pero lo es tanto o más ver que la población es feliz tras los resultados obtenidos.

Así cuenta Mercedes, empleada publica su experiencia en el año 2016:
El proyecto de pequeños huertos y granjas familiares es maravilloso, porque atiende las necesidades más básicas de las personas, que se implican haciéndolo suyo, donde las mujeres se sienten útiles, valoradas y se relacionan con otras mujeres formando incluso asociaciones, un proyecto que las enseña a cultivar, vacunar gallinas… y lo que es más importante, donde se sienten felices; felices de vivirlo en comunidad y agradecidas.
Feliz estuve allí y estaré siempre por haber cumplido un sueño y haber aprendido tanto de gente amable, sencilla, luchadora, solidaria y más o menos feliz… Una experiencia inolvidable

Tierra sin males: Jóvenes solidarios

Más fotografías


En las catedrales de los centros comerciales
Se comulga con Mad-Donald

Pedro Casaldáliga

No seas insensible. Colabora con nosotros.