Tierra Sin Males: EN ÁFRICA, ESTE VIRUS MATA DE HAMBRE.

Es verdad que este virus a la hora de atacar no distingue ricos ni pobres, colores políticos, países, autonomías. Nos ha hecho tomar conciencia de que todos somos vulnerables ante él.

Pero también es verdad que los recursos sanitarios para atacarlo, las consecuencias económicas, sociales y educativas son diferentes según donde vivamos.  Estamos teniendo datos alarmantes del aumento del paro en España, de los muchos hogares donde todos han quedado sin trabajo, de los muchos autónomos y pequeñas empresas afectadas. Pero tenemos supermercados, neveras, energía eléctrica, agua, internet en muchas casas…

En África el virus mata, y mata de hambre.  Centrándonos en Guinea Bissau y en la región de Bigene donde Tierra sin Males está trabajando: el sistema sanitario es muy precario; llegar al hospital más próximo puede durar 7 horas.  No tienen agua potable ni desinfectantes, no pueden lavarse las manos, pese a que estamos desarrollando una campaña para poder cubrir este derecho en toda la zona, lo cierto es que el acceso para las familias de productos de limpieza es complicado. desgravarte

Los niños no tienen internet en casa para seguir sus estudios. Si ya el nivel escolar es bajo, con este confinamiento en casa de los niños se calcula que supondrá un retraso de 4 o 5 meses de escolaridad normal.

Y a nivel económico, la mayoría de las familias tienen una economía de subsistencia:  viven al día del arroz, de las hortalizas que cosechan en sus huertas y de los pequeños ingresos de la venta de excedentes en un puesto en la calle con un paño sobre el suelo.  Ahora no pueden ir a la huerta, ni vender lo que necesitan para comer. Viven también del monocultivo del anacardo que con el parón económico y la bajada de los precios ha reducido sus ingresos. 

Esta situación en muy semejante en otros estados de África y América Latina. Diversos estudios “han estimado que hasta 500 millones de personas podrían verse sumidas en la pobreza, lo que constituye el 8% de la población mundial”, según el informe de Oxfam.  Y afecta sobre todo a los más vulnerables: mujeres y niños. Allí los ancianos son pocos. La esperanza de vida en Guinea Bissau es de 57 años.

La cooperación y la solidaridad internacional ahora es más necesaria que nunca. Sería inhumano que Europa, Estados Unidos y los países más ricos del mundo centrasen su atención y recursos económicos en atender solo a los suyos. Hay que hacerlo. Pero sin olvidar a los más vulnerables. Siguen vigentes los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible).

Tierra sin Males lanza esta campaña de apoyo a Bigene. Conocemos in situ la región y sus gentes.  Los sorianos ya fuimos solidarios con ellos en 2017, enviando bicis, material escolar y sanitario. Sigamos siendo solidarios.

Puedes apoyar la campaña en:

A través de transferencia bancaria:

UNICAJA BANCO: IBAN ES76 2103 2900 5600 3196 7882
BANCA ETICA FIARE: IBAN ES58 1550 0001 2400 0100 5123

Tienes la posibilidad de desgravarte fiscalmente.

Y te aseguramos que llegará a los mas necesitados.

Podrán comer unos días más.

En su nombre mil gracias.

 

Siguenos en:

Instagram: @tierra_sin_males

Faacebook: @unatierrasinmales